x

La Triple Frontera es considerada generalmente como el área más grande que rodea las ciudades de Ciudad del Este (Paraguay), Foz de Iguazú (Brasil) y Puerto Iguazú (Argentina).

La provincia argentina de Misiones está ubicada en el corazón de esta región fronteriza, con una población de 1,2 millones de habitantes en 2018. Esta provincia comparte sólo 90 kilómetros de fronteras internas con el resto de Argentina, pero sus fronteras más largas son las de Brasil (900 km) y Paraguay (367 km). Más de 50 millones de residentes viven a 1.000 km a ambos lados de la frontera, con importantes zonas de producción agrícola y agroindustrial ubicadas en la frontera: Departamentos de Itapúa y Alto Paraná de Paraguay y los estados de Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná de Brasil.

En la región prevalece el sector agrícola (producción agroindustrial). Las PYME y el sector de la innovación están creciendo, pero el sector de los servicios sigue estando subdesarrollado. Las condiciones para el turismo transfronterizo son bastante buenas, pero este potencial sólo se explota a nivel nacional. Se puede esperar un progreso de la cooperación entre los operadores turísticos y las autoridades subnacionales de los tres países (corredor turístico, registro de operadores). 


Desde un punto de vista económico, la cooperación transfronteriza se centra específicamente en el valor añadido de la cooperación transfronteriza para promover la producción tecnológica y crear un corredor de empresas, servicios e innovación. Con este fin, se han creado instituciones específicas, como el Centro de Gestión de la Calidad y Armonización. Una agencia para la cooperación transfronteriza (incluyendo la infraestructura y la economía basada en el conocimiento) asegura cierta transferencia de tecnología para los productores y los ciudadanos. 


La Triple Frontera, en relación con América del Sur, es la región más expuesta a fenómenos meteorológicos extremos y presenta numerosas vulnerabilidades (pobreza, inestabilidad económica y política, falta de recursos e infraestructura). En este sentido, es vital que las ciudades tomen medidas para reducir su vulnerabilidad al cambio climático y construir un desarrollo resistente al clima.

El crecimiento demográfico exponencial no fue acompañado de una planificación urbana adecuada ni de inversiones suficientes en infraestructura. Los eventos climáticos extremos relacionados con el agua han causado los mayores impactos en la región. Desde los gobiernos locales, las iniciativas de adaptación al cambio climático son todavía muy incipientes. Las ciudades tienen planes de contingencia, pero las medidas de prevención, preparación y recuperación son deficientes.  El proyecto "Cooperación Triangular Urbana: Construyendo un Desarrollo Resistente al Clima en la Cuenca del Paraná" tiene como objetivo identificar estrategias para mejorar la cooperación transfronteriza a nivel de la ciudad, permitiendo un desarrollo resiliente al clima rentable e inclusivo. El proyecto está financiado por la Red de Conocimiento sobre Clima y Desarrollo (CDKN), el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (Canadá) (IDRC) y la Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA), bajo la iniciativa conjunta de Ciudades Resistentes al Clima en América Latina.En términos de cooperación e integración regional, la triple frontera se caracteriza por la dinámica de cada uno de los tres países y por la dinámica generada entre ellos. Sólo puede caracterizarse por un mayor enfoque que lo contextualiza políticamente en vista del proceso de integración de los tres países.

En este sentido, con el objetivo de promover la cooperación y la integración regional, el Mercosur fue creado en enero de 1995, constituyendo una zona de libre comercio, con libre intercambio para todos los bienes que circulan en la región, actualmente los estados miembros son Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay.

Es importante destacar tres de los programas del Mercosur en el área de cooperación transfronteriza:

  • Programa de convergencia estructural: este programa contribuye al desarrollo de las economías más pequeñas y de las regiones menos desarrolladas, incluida la mejora de los sistemas de integración fronteriza.
  • Programa de Desarrollo de la Competitividad: su objetivo es contribuir a la competitividad de la producción, promoviendo la integración de las cadenas productivas y el fortalecimiento de las instituciones públicas y privadas en aspectos relacionados con la calidad de la producción, así como la investigación y desarrollo de nuevos productos y procesos productivos.
  • Programa de Cohesión Social: su objetivo es contribuir al desarrollo social, especialmente en las zonas fronterizas.

[1] http://www.pol.una.py/?q=node/1193

[2] http://focem.opp.gub.uy/inicio/programas_a_financiar/