x

La Decisión 501 de la CAN (Comunidad Andina de Naciones) define la Zona de Integración Fronteriza (ZIF) como el área territorial fronteriza adyacente. La ZIF Ecuador-Perú fue definida por el intercambio de Notas Verbales de ambos países. Ambas notas fueron publicadas en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena No. 888, de fecha 21 de enero de 2003. Las provincias y departamentos integrados bajo esta ZIF son para Ecuador: provincia de El Oro y sus 14 cantones; provincia de Loja y sus 16 cantones; provincias amazónicas de Zamora Chinchipe, Morona Santiago, Orellana, Pastaza, Sucumbíos y Napo y 38 cantones. Para Perú: departamentos de Tumbes y Piura; provincias de Maynas y Alta Amazonía del departamento de Loreto. provincias de Jaén y San Ignacio del departamento de Cajamarca.

El ZIF incluye 420 mil km2, a lo largo de 1.500 km de la línea fronteriza, de los cuales 133.464 km2 se encuentran en el lado ecuatoriano, lo que corresponde al 47% de la superficie nacional, mientras que en el lado peruano la superficie es de 287 mil km2, lo que representa el 22% de la superficie total del territorio del Perú. La zona fronteriza es muy diversa y va desde la zona costera del Pacífico hasta la selva húmeda tropical amazónica. La región fronteriza peruano-ecuatoriana presenta una heterogeneidad de ecosistemas y una gran riqueza sociocultural. Se debe a sus características geográficas, culturales, económicas, sociales y demográficas que han facilitado la integración de las poblaciones vecinas.

La "Región Fronteriza", es un área subnacional desde la perspectiva de la planificación y el desarrollo que generalmente coincide con los límites de las principales unidades político-administrativas y donde se pueden implementar políticas bilaterales en la búsqueda del desarrollo integral con la participación de los diferentes actores políticos, sociales y económicos, ya sean nacionales o de estados vecinos.

El Plan Binacional de Desarrollo de la Región Fronteriza Perú-Ecuador ya fue establecido como resultado del Acuerdo Integral de Integración, Desarrollo y Vecindad Fronteriza, firmado en Brasilia el 26 de octubre de 1998. Se prorrogó en junio de 2007 (validez 2009-2014) y de nuevo en 2014 hasta 2024, según la nota diplomática. El Plan constituye una política de Estado que promueve la cooperación entre ambos países. El objetivo principal es ayudar a mejorar la calidad de vida de la población del norte y noreste del Perú y del sur y este del Ecuador, llevando a cabo actividades y promoviendo proyectos y programas que permitan integrar económicamente la región fronteriza y acelerar su desarrollo productivo y social, minimizando los efectos negativos del impacto ambiental. El Plan Binacional se articula en cuatro programas: Programa Binacional de Proyectos de Infraestructura Social y Productiva; Programas Nacionales de Construcción y Mejoramiento de Infraestructura Productiva en Regiones Fronterizas de Ecuador y Perú; Programas Nacionales de Construcción y Mejoramiento de Infraestructura Social y Aspectos Ambientales en Regiones Fronterizas; y, Programas de Promoción de la Inversión Privada.

También se ha establecido un Fondo binacional como uno de los principales mecanismos financieros del Plan Binacional, que se centra en la evaluación y seguimiento de aquellos proyectos en los que se han colocado recursos financieros y que son ejecutados por aquellas entidades, públicas o privadas, con las que se han firmado convenios de cooperación para su respectiva implementación.

Los principales mecanismos de coordinación binacional son:

  • Encuentros Presidenciales y Gabinetes Binacionales: A partir de junio de 2007 los Presidentes de ambos países se reunieron y decidieron fortalecer los mecanismos existentes en el ámbito bilateral y la aplicación de los Acuerdos de Brasilia de 1998. A partir de esa fecha, cada año se realiza una Reunión Presidencial y un Gabinete Binacional, alternando en Perú y Ecuador. Es la mayor instancia de coordinación binacional. Los Jefes de Estado Martín Vizcarra (Perú) y Lenin Moreno (Ecuador) presidieron el 26 de octubre el 12º Gabinete Binacional en Quito.
  • Comisión de Vecindad: instancia política y mecanismo para promover, apoyar y coordinar los programas, proyectos y actividades que generan acercamiento y comunidad de intereses. Es responsable de establecer los lineamientos generales para la cooperación bilateral, la aplicación del régimen fronterizo y el buen funcionamiento del Plan Binacional de Desarrollo. Identifica y promueve proyectos e iniciativas de importancia económica y social para ambos países, con énfasis en el mejoramiento de la infraestructura, los servicios y el uso de recursos compartidos. Está presidido por los Ministros de Relaciones Exteriores del Ecuador y el Perú.
  • Reuniones bilaterales de autoridades de alto nivel: Dirigidos por los Ministros de ambos países, revisan, evalúan y proponen nuevas acciones del sector al que pertenecen. Se han establecido las siguientes reuniones: Eje de Seguridad y Defensa y del Eje Social.
  • Comités Técnicos Binacionales: presididos por las Cancillerías, están conformados por representantes de las instituciones responsables de los temas tratados en las diferentes áreas.
  • Comités de Frontera: a nivel de frontera y mecanismo de coordinación territorial para promover y monitorear la implementación de los acuerdos del Régimen de Fronteras, proponer procedimientos y soluciones ágiles y oportunas a los problemas de tránsito de personas, mercancías y medios de transporte a través de los pasos fronterizos, puertos y aeropuertos habilitados. Se establecen los siguientes Compromisos:  El Oro-Tumbes, Loja-Piura y Zamora Chinchipe-Cajamarca.
  • Comisión Binacional de Fronteras: con la misión de coordinar, evaluar y supervisar el cumplimiento de los compromisos de seguridad fronteriza firmados entre los dos países.
  • Grupos de trabajo: espacios bilaterales de nivel técnico-político, cuya función es promover nuevas áreas estratégicas de la relación bilateral, dando seguimiento a los acuerdos establecidos en su ámbito. Entre los que están en vigor se encuentran la Integración vial y los Grupos de Trabajo de telecomunicaciones.

En cuanto a las cadenas de valor potenciales a priorizar para esta frontera, las siguientes se encuentran entre las más relevantes: Frutas amazónicas, productos forestales, piscicultura, papas, café y turismo.